Visita a las Minas de Riotinto

0
49

Las Minas de Riotinto, es un municipio español situado en la provincia de Huelva.

Las Minas de Riotinto son consideradas uno de los distritos mineros más importantes de la Antigüedad. Hay constancia de actividades mineras en la zona ya durante la Edad del Cobre y la Edad del Bronce, aunque no será hasta época romana cuando se desarrollaron las actividades de extracción más importantes.

En el recito que ocupan hoy en días las minas, hay constancia de la existencia de un asentamiento de cierta importancia en Bellavista, así como de varias necrópolis  como La Dehesa, Huerta de la Cana. ​

Los yacimientos mineros estuvieron inactivos durante los siguientes siglos, hasta bien entrada la Edad Moderna. La actividad minera se reinició con posterioridad a 1725, fecha en que el ingeniero sueco Liebert Wolters Vonsiohielm consiguió que la Corona le otorgase la explotación de los yacimientos por un período de treinta años.

Minas de Riotinto adquirió el rango de municipio en 1841 tras haberse separado de Zalamea la Real. En 1873, las minas de la zona fueron adquiridas por un consorcio internacional que después las transfirió a una sociedad británica, la Rio Tinto Company Limited (RTC). RTC acometió la construcción de un ferrocarril de vía estrecha, el llamado ferrocarril de Riotinto,​ para enlazar las minas con el puerto de Huelva que fue inaugurada en 1875.

Entre 1883 y 1888 se articularon una serie de poblados obreros de nueva creación fuera del pueblo histórico: Alto de la Mesa, El Valle, La Atalaya, La Naya, Río Tinto-Estación o La Dehesa. Finalmente se levantaría un núcleo residencial de estilo victoriano, el denominado barrio de Bellavista.

La comunidad británica en Riotinto se acabaría articulando de forma separada respecto a la población española, concentrándose en Bellavista. La vida social y cultural giraba en torno al Club Inglés, siendo frecuente la práctica de deportes como el críquet, el bádminton, el tenis, el fútbol o el polo.

En 1954 los yacimientos de la cuenca pasaron a manos del capital español, concretamente de la Compañía Española de Minas de Río Tinto (CEMRT). A comienzos de la década de 1970 los núcleos de población de La Atalaya, Río Tinto-Estación y La Naya fueron derruidos.

La emblemática Corta Atalaya cesó sus actividades en 1992,​ quedando únicamente el Cerro Colorado como el único yacimiento en explotación de toda la cuenca minera. La mala situación económica llevó a que los trabajadores asumieran la gestión directa de los yacimientos mediante una sociedad anónima laboral. Sin embargo, esta iniciativa terminó fracasando y en 2001. Tras más de una década sin actividad, en 2015​ se reactivó la explotación del yacimiento de Cerro Colorado por parte de la empresa chipriota Atalaya Mining dentro del denominado «Proyecto Riotinto».

Entradas

Existen varias tarifas en función de lo que quieras visitar en las minas de Río Tinto, hay bastantes combinaciones, os dejamos las principales:

  • Museo Minero + Casa 21 + Ferrocarril + Mina Peña de Hierro + Corta Atalaya: 25 €.
  • Museo Minero + Casa 21 + Ferrocarril + Mina Peña de Hierro: 21 €.
  • Museo Minero + Casa 21 + Ferrocarril + Corta Atalaya: 21 €.

** Para más información sobre otras tarifas, comprar entrada on-line, etc., visita su web aquí.

Gratuito:

  • Mirador de las Minas de Riotinto.
  • Pasear por el Barrio de Bellavista.
  • Recorrer la vía verde de Riotinto.
  • Restos de algunos de los poblados mineros, como el Pueblo abandonado de Peña de Hierro.
  • Nacimiento de Riotinto.

Dinos algo