Ruta en coche por Bulgaria: día 8, Monasterio de Rila y subida a los Siete Lagos de Rila

0
79

Comenzamos nuestro octavo día de ruta por Bulgaria, tomando temprano el desayuno que nos ofrece el hotel, y saliendo pronto pues aún nos quedaban algunos kilómetros hasta llegar a nuestro primer destino.

Ruta en coche Bulgaria día 7

Salimos en marcha y nuestra primera, llegamos a la hora de apertura es el Monasterio de Rila.

El Monasterio de Rila (entrada gratuita), fue declarado Monumento Histórico-Nacional en 1976 y se convirtió en Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1983.

Se ha atribuye la fundación del monasterio al ermitaño Iván de Rila y fue construido durante el reinado de Pedro I (927-968). Desde su creación, el monasterio de Rila ha sido financiado y respetado por los gobernantes búlgaros.

El monasterio de Rila fue reedificado en su emplazamiento actual por Hrelyu, durante la primera mitad del siglo XIV. Los edificios más antiguos del complejo datan de este periodo. Gracias a donaciones como la de la sultana Mara Branković, el monasterio fue reconstruido a finales del siglo XV.

El complejo sirvió como depositario de la lengua y cultura búlgaras en tiempos de dominio extranjero. Durante la época del Despertar nacional búlgaro (siglos XVIII-XIX), el monasterio fue pasto de las llamas en 1833 y fue reconstruido entre 1834 y 1862.

Tras la visita al monasterio que quizás no tomó más de lo deseado y de camino a nuestro siguiente destino, perdimos casi una hora en unas obras en la carretera, no pudimos disfrutar del todo de la siguiente parada.

Llegamos para hacer una ruta por los siete lagos de Rila. Lo primero de todo, dejamos el coche en donde pudimos (precio 5 levas el parking), pues estaba bastante lleno y por tiempo decidimos hacer el primer tramo de la ruta en el teleférico (Precio: 20 levas subir y bajar por persona, unos 10 €). Se tarda unos 20 minutos en hacer el recorrido, con unas vistas que da a veces algo de miedo.

Es un grupo de siete lagos glaciales, situados a 2.100 y 2.500 metros de altura sobre el mar. Cada lago tiene un nombre que hace referencia a su forma.

Nuestra ruta por los siete lagos de Rila
  • Tiempo de ruta: 3 horas y 35 min. (sin contar paradas) más 40 minutos de ida y vuelta en el teleférico.
  • Distancia recorrida: 12 km ida y vuelta.

Una vez arriba en el refugio comienza nuestra ruta, tienes dos opciones, el camino que sube por la derecha o el de la izquierda. Nosotros decidimos tomar el que sale de a la izquierda del refugio para ir descubriendo los lagos uno a uno.

El camino comienza por una senda entre arbusto y piedras, con algunas puentes de madera para salvar corrientes de agua hasta que llegamos a ver el primer lago llamado Lago de abajo o lago inferior (The Lower Lake, Dolnoto ezero).

Este lago lo observamos desde arriba y continuamos el camino hacia el segundo lago llamado Lago Pez (Fish Lake, Ribnoto ezero), junto a este encontramos un refugio.

Seguimos en ascensión para llegar al tercer lago, muy cercanos entre si, llamado El trébol (The Trefoil, Trilistnika).

El cuarto lago aparece inmediatamente, llamado Los gemelos (The Twin, Bliznaka).

Paramos a tomar un fruta, y en nada de tiempo llegamos al quinto lago llamado El Riñón (The Kidney, Babreka).

Ahora comienza una ascensión en zig zag con algo más de pendiente, que nos permite coger más altitud y una vez arriba llegamos al sexto lago llamado El ojo (The eye, Okoto). Este es el lago más profundo de Bulgaria con 37,5 metros.

Y tras otra pequeña subida, llegamos a ver el séptimo lago, llamado La lágrima (The Tear, Salzata) situado a 2537 msnm. Antes de bajar al último lago vimos las vistas a los demás lagos desde un mirador que hay y comimos allí mismo unos bocadillos.

Una vez aquí, con el retraso que llevábamos sabíamos que no podríamos llegar (y encima con nieve) a la cima donde se ven todos los lagos a la vez (una gran pena), sin embargo decidimos seguir un poco más el camino, para que se veía al otro lado de la montaña y si veíamos alguna vista más de los lago, conseguimos una vista de 6 lagos (aunque en la foto nos fue imposible sacarlos).

Después tornamos nuestro camino de vuelta por la misma senda, y cuando llegamos al lago Riñón, seguimos recto para volver por la parte alta, en vez de por donde habíamos subido. Una vez en el refugio cogimos el teleférico de vuelta. Y por último pusimos rumbo a Sofía, donde nos esperaba la última noche en este gran país. Además aprovechamos para dejar lleno el depósito del coche por 88 levas (unos 44 euros).

¿Dónde dormir en Sofía?

En Sofia cogimos un hotel diferente al d ¡e la primera noche, llamado Central Hotel Sofia por 95,7 Levas (49 €) una habitación doble, sin desayuno incluido. Bastante céntrico.

¿Dónde cenar en Sofía?

En nuestra última noche en Sofía (y en Bulgaria) decidimos ir por los sitios que estuvimos mirando mirando el primer día, pero estaba todo llenísimo y era imposible conseguir mesa, por lo que acabamos cenando en el bulevar Vitosha, muy a nuestro pesar en un sitio de turistas, más concretamente en Vitosha Street Bar & Dinner por 37,9 € / 2 personas. No lo recomendamos.

** Consejos básicos para viajar a Bulgaria.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 1.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 2.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 3.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 4.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 5.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 6.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 7.
* Ver: Ruta por Bulgaria: día 9.

Dinos algo